Ahorro de energía emocional

Una vez sumidos en el arranque emocional, la realidad se aleja cada vez más; más nos hablamos, menos percibimos y así sucesivamente. Tan alejados de la realidad ¿qué manejo podemos hacer de ella? Naturalmente la violentamos y somos entonces capaces de acabar con cualquier rastro de amor o belleza que hubiera estado presente y todavía sentirnos víctimas. Así nos las gastamos los humanos. Por eso vale más luchar por volverse un guerrero.

(…) Esto nos pone de frente a una forma directa de ahorro de energía. Si estamos a punto de caer en una emoción desgastante, podemos sencillamente entrar en un estado de Silencio interior, y la emoción desgastante no podrá tener lugar. Si esta alternativa no entra en nuestras actuales posibilidades, cambiemos entonces el contenido del diálogo interior; hagamos una canción con nuestros pensamientos, pensémolos en rima, al revés, en un idioma extraño o de plano repasemos concentradamente las tablas de multiplicar, para el caso es igual; sin los pensamientos adecuados la emoción no se presenta.”

Victor Sánchez.

Deja un comentario